domingo, 16 de noviembre de 2014

los amores abortados

Vos y el viento
y los amores abortados
y tu boca que se abre como un cerro
para decirme:
pioja
corazón
entierro
vos y los dedos
vos y los esqueletos
vos y las ramas secas
vos y el silencio
vos y las estrellas reventadas
vos sin querer
vos sin quererme.

hueso

Un hueso astillado
te perfora ese papel limpio
que llevas de piel.
Te nacen dos hombros
a los costados de la cabeza
y por encima de cada brazo
y se te cae un pedazo de boca lisa
con la palabra justa.
Yo sonrió aparte
como un guiso
me gusta
que las cosas sean tiernas.
Daré nombres de árbol
a cada uno de los huesos
de tus costillas.

viborita

Como esas viboritas lumínicas
Que hay atrás de los párpados
Las viboritas del sol
Que repiten una trayectoria inútil
Que el ojo atrás del párpado
En un esfuerzo mental
No logra captar.
Como esas viboritas de luz
Que son destellos de ojos aturdidos
Que son desmembramiento en colores
Del paisaje último.
Como esa viborita de neón
Que quiere avanzar hacia la izquierda
Pero una mano negra del tiempo
La sujeta por la cola 
Y ahí se establece la prioridad focal,
Mientras al costado derecho de la cúspide del párpado
Se chocan y centellean miles de viboritas como espermatozoides.
Como esas viboritas hipnóticas
Que son como un limbo de viboritas
Un pozo ciego en la atención
Como un caldo ocular de viboritas
Y una víbora alpha que es la de la izquierda,
La que no serpentea idiota
Sino que intenta avanzar hacia algún lado
Que a veces hasta persiste y penetra en el ojo abierto
Y es como un montaje izquierdo de lo que se mira
Y que de a ratos es roja de a ratos violeta de a ratos amarilla
Solo ocasionalmente, verde.
Como esas viboritas de líneas de puntos
Que son como sal de pigmentos
Que son las mismas viboritas que le salen al sol por el costado
He dicho:
Los rayos del sol son viboritas que se originan en la oscuridad de los párpados.
O bien podría decir:
En la oscuridad de los párpados
Se reproducen los rayos del sol.
Insisto, quisiera explicarlo:
Hay como un sol
Atrás de los ojos.

ansiedad

Uno de estos días
Se me va a escapar el alma
Con esta ansiedad.
Dos puntos focales:
La boca
Como con hambre como con nauseas
La entrepierna
Como con deseo como con cosquillas.
Uno de estos días
se me va a escapar el alma
de tanta ansiedad
y yo voy a tener que quedarme acá.


mi corazón

Mi corazón
Ahora
Fresco como un tomate
Radiante de pepitas
Tu corazon jengibre raiz
Quiero recostarme en tu boca
Como en una almohada

helicóptero

Las disposiciones de las cosas
el control matemático
la contabilidad del deseo
la prolijidad anhelada
y la métrica del silencio
pero
la cabeza se te sale por un costado
se te cae de la repisa.
Los pensamientos vistos
desde el helicóptero que custodia tus valles internos.
Las dimensiones corrompidas
destartaladas
donde encajan el amor y la memoria
que se te escapan de los planos.
Yo en la dimensión del caos
en la disposición de lo indispuesto
en las ventiscas
en los ríos de barro,
orbitando en un satélite
al helicóptero desde el que te sobrevolas,
mirando tus valles a través de una pantalla.
Nos tambaleamos en las cornisas del miedo
y se que me querés
pero en esta lógica muda
no sé para qué.


feliz


A veces y de a ratos
Mis enredaderas mentales y  las pesadas arqueologías de mi existencia
Se entorpecen el rastro por un camino feliz
No lo pueden creer
Se apelotonan
Se regurgitan
Se tiñen las melenas
dedican el tiempo a estar bien
y  todo les hace bien
Estamos en perfecto equilibrio yo y el equilibrio
y  la soledad se siente
Una generosa vuelta de cadenas
no, en serio
aquí me voy  a quedar
derramando pesadas torres sobre mis banquetes adolescentes
enfundando mi cuerpo adentro de un cadáver ciego
aquí me voy  a quedar si
dándome de comer libros con mucho hambre y  pocas bocas
acariciándome los tejidos musculares
prefiriendo los pasajes ocultos en los párpados de los amigos
sintiéndome extrañamente bien con todo esto.

esto

Todo esto
Y el mundo
y los pedazos ciegos
De uno mismo
Las rebanadas inconstantes de uno en el tiempo
A lo largo y a lo ancho del tiempo.
Los diálogos de la noche y el vino
Se me pegan como escamas.
Los labios
Y yo preciosa boca de entrepierna
y el tiempo que nos ata y nos prolonga en el tiempo
De los tiempos
Suena mi despertador.
Soy
Seré
todas las mujeres que he sido
yo quiero un beso que me parta en mil cristales
Si
y los movimientos en el tiempo
Pero yo solo sigo
Doliendo
sorbiendo
bocanadas asfixiantes de aire
y retorciéndome
como un pez
en el pasto.

no estoy bien

La soledad es una enfermedad
La depresión es una enfermedad
El ardor de venas es una enfermedad
La muerte ciega es una enfermedad
La falta de amor es una enfermedad
La falta de amor propio es una enfermedad crónica
Meterse en una botella es una decisión
Meterse como un barco en una botella es una decisión
Meterse como un barco en una botella de vino es una decisión
Pensar que tu sensibilidad y tu lenguaje son distintos es una confusión
Hablar solo es una ausencia
Cruzar cada calle imaginando que un auto te atropella y te mata es una enfermedad mental
Pasar la mayoría de las horas del día mirando una pantalla es una ausencia
Encerrarse el fin de semana a escribir cuentos es una ausencia
Un barco en una botella es una ausencia
Meterse en la cama del primero es una ausencia
Una ausencia es una enfermedad
Acariciarse con cuchillos es una estupidez.

luna

Yo me volvía blanda
Como de goma
Y atravesaba sin dificultad
La reja de mi ventana.
Corría por el aire hasta la luna
Enrrulandome como serpiente.
Tocaba tu suelo plateado.
Te veías tan triste, solitaria mía
¡Venga un abrazo!

incendios

Es ir apagando incendios
Con el pie
Allá se enciende otro poco
Acá el fuego parece que si pero todavía no se extinguió
Parche
Manotazo
Ahogar humo
ir armando así
una montaña de cenizas
si pero no importa
no importa porque venimos bien.
Apagando incendios
fuegos viejos
Fuegos que ni son nuestros
Fuegos heredados
ir apagando todos los incendios
esta sangre inflamable
este cuerpo acero al rojo vivo
estos pensamientos destructivos
Hasta tener el pasto seco
Bien así
todo bajo control
No hay humedad pero esta todo tranquilo
Boquita seca
Piel crujiente
silencio
Y en unos días
Que pasen unos días
Que los soles y las lunas perforen
Mis paredes cubiertas de pasto seco
Mis aglomerados de cenizas
Mis fuegos muertos…
Finalmente asomara una cosa verde
Al principio no sabremos muy bien si la vemos o si la inventamos
Si nace o si muere
Pero le diremos esperanza
La cosa verde
Dará fin a la temporada de incendios
Se llovera
Se lloveran ríos
Por días
por ríos enteros
Y ya serán muchas las cosas verdes  y también tendremos barro
Podremos aliviarnos las ampollas
Darle tierra a la piel
Y piel a la tierra
Y así de a poquito nos daremos nacimiento.


Hola

Hola digo
Hola decís
Y te encuentro en mi cama
Como si no hubieses estado ahí
Toda la noche.
Sereno como un río,
Largo como un río
Pero arroyo sos,
Aguas tranquilas traes
Claro despertar
Y tibio caudal
Para mis peces muertos.

Hay que sacarme de acá

Hay que sacarme de acá
De esta angustia aguda
Llamen a los bomberos
Denmen un abrazo
Avisenle a mis padres
Tiren una soga
Tiren un remanso
Tiren besos
Hay que sacarme de acá.

en venta


Duermo en una cama con pulgas
Gotea agua del techo adentro de mi ropero
Acumulo bolsas con medias sucias del invierno pasado y del anterior
Me como los mocos
Me arranco con la mano las uñas del pie
Hace tres años que vivo sin cortinas
Mi boca apesta a tabaco mentolado
Ni hablar de caries ni muelas que me faltan
Mi lavarropas casi no se usa
Calcino hormigas en mis tazas de té cada vez que me sirvo azúcar
Me las como
No voy al médico
Me peino una vez cada dos o tres meses
A veces trato de alimentarme bien pero no me sale
No se sumar ni multiplicar
No entiendo muy bien como hace la gente para no tener las orejas sucias
Lloro voluntariamente dos o tres veces por semana
Casi no tengo amigos
Estoy en venta
Escucho ofertas.

diminuta

Migajas
Pedacitos
Mosaiquito
Pulga
O bicho quieto
O gota seca de vino
También quieta
Un besito
Una solapita
Todo chiquito
Nena
De dolores inmensos.

poema interrogativo

¿Pensarás en mí?
¿Pensarás en mi insistentemente,
Como paralizado por el paisaje de una montaña?
¿Como buscando un número de ruleta con el poder mental?
¿Pensarás en mí
Como hipnotizando pájaros?
¿Con los ojos bien abiertos hacia el techo?
¿O tus evocaciones serán suaves
Como distraídas.
Mirando un plato de sopa
Se te aparece el recuerdo de mi cintura caliente
¿Será una evocación sorda o
 Retumbante de risas?
¿Te traera
la música
el viento
Un huesito mío?
¿Se te irá un poco el pecho al costado?
¿O encontraras a tu dedo meñique
Acariciando alguna cosa de paso?
¿Se te caera la noche, el día,
Se te quebrara todo pensamiento útil
Como un pedazo de madera destrozado por la rodilla de un karateca?
¿Sere yo una astilla de dedo
O el resabio quieto de un gusto en la boca?
¿Pensarás en mí arrastrando palabras
Balbuceando?
¿o me recordaras como a un número de celular?
¿En que pedazo de mente
Y en que pedazo de día
En que botón de camisa
O de pantalón
Estaré?


suerte

Cómo
caerán mis gatos negros
Cuándo
claudica esta maldición de trece espejos rotos
Cuanta escalera más
se me cruzará de vereda
Por qué
Me continúo hospedando en esta casa de elefantes meones

Magullando tréboles
Enterrando piedras preciosas
Confundiendo el pie derecho con el izquierdo
Pateando saleros
Aniquilo
Toda trascendencia
De mi buena suerte.

aburrimiento

La presencia fantasma
el estruendo sordo
voces no dichas
lagunas secas
algo pasó
algo pasará
pero nada pasa
No lo defino
se siente como una esponja este cuerpo
se impregna de esta quietud
de sábado
no trabajado.
Atardeceres próximos
indecisiones
El día me va llevando
colgada como un bolso
Afuera un sol me reprocha
adentro sopla un viento de alcantarilla
No se muy bien si leer
si leer qué
No se muy bien si comer
si comer qué
No se muy bien si dibujar
dibujar qué
No se donde abandonar estos estímulos
Me ubico en la cama
y me perforo el pupo con una lupa
Miro en la ventana
unas palomas descoloridas
una ciudad amarillenta
un proyecto de hierba buena en una maceta
me abro una ventana en el cuerpo
y acaricio sin ganas
con un ojo a medio abrir
todo lo que miro
Pruebo palabras
las desparramo en el teclado
cuento alfileres
me pinto las uñas
lavo ropa
me destruyo el flequillo
me aburro.